Carta de despedida de José Luis López Antón

José Luis López Antón

Carta de despedida de José Luis López Antón a los alumnos de la Escuela Municipal de Música de El Espinar. Abril de 2019.


Estimados alumn@s, madres y padres:

Me dirijo a todos vosotros por última vez, una vez finalizadas mis funciones como director de la Escuela Municipal de Música de El Espinar.

Han sido 5 cursos y medio totalmente intensos y felices, al frente de nuestra Escuela Municipal de Música. Para mí, como músico espinariego, ha sido un verdadero orgullo poder dirigir el centro educativo en el que di mis primeros pasos en este maravilloso arte, de la mano de su fundador y primer director, D. Josué Martínez.

Aún recuerdo las primeras clases de solfeo en el antiguo local de la academia de música, con los inconfundibles métodos de lenguaje musical de Encarnación López de Arenosa, que trabajábamos allá por el año 1998, y que sentaron una base sólida para mi desarrollo posterior como instrumentista. Escogiendo el saxofón como segunda opción, tras un breve paso por el trombón de pistones con el que no acabé de entenderme, continué formándome en las aulas de esta, nuestra Escuela de Música, hasta el año 2012 (cuando me incorporé al Conservatorio Profesional de Música de Ávila).

Posteriormente, en septiembre de 2013 tomé la responsabilidad de la dirección de nuestra Escuela Municipal de Música, periodo que se ha extendido hasta el pasado 1 de marzo.

El balance de estos años de trabajo en nuestra Escuela ha sido totalmente satisfactorio, pudiendo incorporar nuevas iniciativas al programa educativo y plasmar de manera concreta las medidas y propuestas que estaban reflejadas en mi Proyecto de Dirección de Centro.
Afortunadamente, el número de alumnos del centro no dejó de crecer en estos cinco años y medio. En mi primer curso como director, 2013/14, el total de alumnos era de 183 entre todas las disciplinas, y en este curso 2018/19, la cifra asciende hasta casi 400 matrículas. Ello da una clara muestra del buen estado de salud de nuestra Escuela de Música.

“Desbordado” por la nostalgia, recuerdo cada una de las nuevas iniciativas puestas en marcha con ilusión, nervios, responsabilidad y satisfacción:

·         El primer concierto de nuestra Banda de la Escuela de Música en el Auditorio en la festividad de Santa Cecilia, junto a nuestros "hermanos mayores" de la Banda de Música de El Espinar.
·         La celebración de nuestra primera Semana Cultural, donde gracias al esfuerzo de todo el Claustro de Profesores del Centro, se diseñaron actividades y talleres de diversa índole que sirvieron para insuflar un poco de variedad y aire fresco a los contenidos que reciben nuestros alumnos.
·         Los intercambios con otros centros educativos como la Escuelas de Música de Talavera de la Reina, Nava de la Asunción y Segovia; donde pudimos compartir música, vivencias y aventuras con otros compañeros de centros homólogos.
·         La creación de nuevos canales de comunicación con el alumnado, aprovechando el uso de las nuevas tecnologías, siempre con el afán de mejorar nuestro servicio y facilitar la coordinación de nuestras actividades.
·         La implementación de nuevas asignaturas que han sido acogidas con un gran éxito, como el Taller de Música para Bebés, Combo de Jazz o Grupo de Metales, los Paseos Musicales y muchas más que seguro se quedan en el tintero.

Todo esto ha sido posible gracias a un Claustro de Profesores de altísimo nivel, grandes profesionales con una alta dosis de predisposición y emprendimiento, que han hecho este camino mucho más fácil y llevadero. Gracias también al trabajo duro e intenso de todo el personal técnico del Ayuntamiento,  en especial de las áreas de Turismo, Cultura y Juventud. Y por supuesto, gracias al apoyo firme y total del Ayuntamiento para quien la Escuela Municipal de Música ha sido una prioridad, desde todos los grupos políticos.

Para finalizar y despedirme, quiero deciros que seguiré ejerciendo mis tareas como profesor de saxofón, hasta final de curso, disfrutando de la evolución de mis alumnos y volcado con su recorrido personal y musical. La pedagogía se ha convertido en uno de mis campos profesionales más satisfactorios  (creo que por una clara cuestión genética de herencia paterna) y seguirá siendo un privilegio ser el profesor de las nuevas generaciones de saxofonistas  de nuestro municipio, devolviendo de esta manera todos los conocimientos que empecé a acumular en estas mismas aulas desde aquel lejano curso 1998/99.

Por suerte, la vida me está permitiendo disfrutar de la música y de la dirección de orquesta en diferentes partes del mundo, pero siempre habrá un lugar reservado en mi corazón para nuestra Escuela Municipal de Música, mi alma mater.

Por último, quiero desear toda la suerte del mundo y el mayor de los éxitos a mi sucesor, Ignacio Rincón; quien ya ejerce en el cargo desde principios de  mes. Y haceros saber que aquí estoy a disposición de todos vosotros para cualquier cosa que necesitéis, a partir de ahora únicamente a título personal, como profesor de saxofón y convecino.

Un fuerte abrazo.

JOSÉ LUIS LÓPEZ ANTÓN