Consejos para la recolección y el autoconsumo de setas silvestres

Estas recomendaciones se dirigen a aquellas personas que recolectan setas para el consumo doméstico privado. 

En la Península Ibérica existen alrededor de 3.000 especies de setas, de las cuales solo unas 200 son comestibles, aproximadamente 50 son más o menos tóxicas y el resto tienen gran interés científico, toda contribuyen a enriquecer nuestra biodiversidad, así como el mantenimiento del equilibrio natural. 

Las setas son los cuerpos fructíferos de los hongos, la parte reproductora, y necesitan cuatro condiciones básicas para poder fructificar: elevada humedad (más del 70%); temperaturas suaves (entre 10°C y 25°C); masa arbolada y materia orgánica en el suelo.

Entre las setas y hongos hay especies tóxicas e incluso muy tóxicas que pueden llegar a provocar muerte si se produce su ingesta. Nunca comas una seta si no estás seguro de su toxicidad.

«Todas las setas son comestibles, pero algunas solo las comerás una vez» (Dicho setero).



Fuentes: www.aesan.gob.es - www.saludcastillayleon.es - www.fafcyle.es

En caso de aparecer alteraciones digestivas o nerviosas después de comer setas, recomendamos acudir al centro sanitario más próximo siendo importante llevar algún ejemplar de las setas ingeridas.

Instituto Nacional de Toxicología 915.620.420