Unas calles con historia (2ª parte)

UNAS CALLES CON HISTORIA (SEGUNDA PARTE).
María Yolanda González Gómez, Jefe del Archivo Municipal.

En esta ocasión nos quedamos en El Espinar, parándonos en la C. VÍCTOR ESPINOS, calle que desemboca en la plaza de toros y trascurre al lado del Parque Municipal Cipriano Geromini.


¿Quién fue D. Víctor Espinos Moltó?  Fue músico y escritor. Consiguió  aprobar su primera oposición con quince años.  Artífice de las bibliotecas circulantes de los parques y miembro de la Academia de Bellas Artes.

En el año 1922 durante la sesión plenaria del 24 de Septiembre, los Señores Concejales acordaron poner el nombre de Victor Espinós Molto a las calles situadas en el sitio del Cabezuelo, por sus buenos servicios hacia la población. Dicho acuerdo tras la proclamación de la  Segunda República en el año 1931 se ratificó por el pleno de 16 de Julio. Pero el seguimiento a esa calle se siguió haciendo años después, y así en el Pleno de 6 de Enero de 1932, “se acordó seguir manteniendo el nombre de esa calle por su cooperación de una manera notable en la creación e institución de las Mutualidades Escolares, importante obra social”, elevando  el carácter pedagógico de la enseñanza a su primera magnitud. Su vinculación con El Espinar fue tal que desde el año 1926 se hizo una vivienda de segunda residencia en este entorno. Contribuyó con sus donaciones de libros al nacimiento de  la biblioteca de El Espinar cuando empezaba a nacer, impulsando pues, su creación, además de trasladar su idea de biblioteca circulante  al antiguo kiosco del Parque Cipriano Geromini en la época de verano. Artífice de representaciones teatrales en el municipio y de otros extremos, justifican el cariño que le dispensó este municipio.



Desde El Espinar, nos trasladamos a San Rafael parándonos en la AVENIDA ALTO DEL LEÓN. Avenida que tiene esa denominación por tener dirección al Alto de los Leones, sin embargo esa Avenida aparece con ese nombre desde el año 1992, antes fue denominada Avenida Capitán Perteguer.



 Y como en nuestra vida todo es historia, debemos pararnos en esa antigua Avenida. ¿Por qué se la dio el nombre de Capitán Perteguer?. Pues bien, surgió como tal por un acuerdo de pleno de 28 de Octubre de 1936. A propuesta de unos vecinos de San Rafael y “con el fin de perpetuar la memoria del Capitán de Artillería D. Juan Perteguer, muerto gloriosamente por Dios y la Patria en la Campanilla de este término” se decidió “dar el nombre al trozo de vía publica de San Rafael, comprendiendo desde el número 76 de la Carretera de La Coruña hasta el número 152 de Arroyo Mayor por la derecha y del número 65 y 129 por la izquierda, o sea hasta la Capilla del Carmen”. D. Juan Perteguer Varela fue junto con otras personas el encargado de la Comandancia Militar de San Rafael en esa época de guerra civil.

De vuelta a El Espinar, nos paramos en la Plaza donde se ubica actualmente la Academia de Música, la Escuela Oficial de Idiomas y la Biblioteca Municipal. Es la PLAZA DEL ARENAL. Hablar de la plaza del Arenal es estudiar los avatares del cambio de nomenclatura de ese lugar. ¿Por qué digo eso?
Bien, hasta el año 1927 esa Plaza se denominó del Arenal, sin embargo, por acuerdo plenario de 20 de Julio se decidió que se pasara a llamar Plaza de los Marqueses de Castelar, como muestra de gratitud de este pueblo por la cesión que hicieron de los terrenos correspondientes para realizar el colegio de las Jesuitinas, posteriormente se convertiría en el colegio denominado General Serrador y luego Arcipreste de Hita.


Sin embargo, en el año 1932 (II República), el pleno de 6 de Enero decidió se sustituyera el nombre de la Plaza de los Marqueses de Castelar, por los nombres propios de estos señores. La donación del edificio llamado “Casa de Abajo” para construcción de escuelas y el donativo de 5.000 pesetas para remediar en parte la crisis de trabajo, determinaron ese cambio. De tal manera que esa Plaza pasaría a nombrarse, Concepción Fernández Durán y Luís Patiño.
Pero los cambios de nombres de esta plaza no habían terminado, así que en el año 1937 (Guerra Civil), el pleno del 16 de Marzo, acordó reestablecer el nombre de Plaza de los Marqueses de Castelar a la que se denominaba Plaza de Luís Patiño y María de la Concepción Fernández Durán.
Y finalmente en el año 1988, el Pleno de la Corporación de 25 de Noviembre  aprobó una proposición de Izquierda Unida en la que se decidió cambiar el nombre de la Plaza de Marqueses de Castelar por El Arenal, aprovechando la remodelación de esa Plaza y atendiendo a la tradición y a la denominación popular.

Ciertamente los acontecimientos históricos de las distintas épocas, también se reflejan en el callejero, en algunos casos se suprimían nombres y cuando esa época cambiaba se colocaban los mismos nombres que se habían cambiado u otros nombres diferentes. Y es que la historia siempre nos deja huella.
#historiaElEspinar #ElEspinar