SEIS AÑOS EN LA VIDA DE UN PUEBLO. 1850-1855.

Por Yolanda González Gómez, Jefe del Archivo Municipal de El Espinar. (2004)


Durante estos seis años El Espinar se orienta, bajo los mandatos de una serie de Corporaciones dirigidas por los alcaldes: Don José Romasanta, Don Valentín Ordóñez y Don Leoncio Mateos. 
El entorno es el de un pueblo que vive soportando las inclemencias duras del tiempo, una población trabajadora que lucha por mantenerse y conservar lo que posee, unos políticos que tratan de hacer frente a los problemas de sus presupuestos y a la vez que mantienen un orden en la vida de sus ciudadanos y en el patrimonio de todos.

plaza el espinar 1850 archivo municipal
Foto Archivo municipal
El Espinar despierta una vez más entre las bajas temperaturas invernales y las continuas nevadas que afectan a la economía de la clase jornalera con los consabidos problemas para poder trabajar, con lo que el Ayuntamiento siempre amparando a su población "acuerda solicitar al Gobernador de Segovia la oportuna licencia para la corta y carboneo de roble" para remediar a sus familias. (Pleno 10 de enero de 1850). " aprueba la entresaca de pinos del Monte de La Garganta y que el producto consegui­do se reparta en suertes entre los vecinos" (Pleno 4 de febrero de 1850). y para asegurar más su bienestar, se tomó la decisión de que una parte de la "Dehesa Chica, en la zona de claros donde no hubiera monte de robles se harían suertes por los vecinos, los que labrarían para sembrar cereales de todas clases, alimentándose las familias". (Pleno 6 de diciembre de 1855). 

Los montes y las fincas municipales, eran objeto primordial de atención. Se controlaban a través de los Guardas Mayores, ellos informaban de todo lo que acontecía en nuestros pinares." (Pleno 31 de marzo de 1852). Y dado que estos seguían siendo base de riqueza, el Ayuntamiento" ... se vio obligado a redoblar la vigilancia sobre la conducción de maderas a los almacenes de Guadarrama a Madrid, para evitar extracciones ilegales." (Pleno 21 de septiembre de 1852). 

Respecto a las fincas municipales, se mejoraban y ampliaban para hacer más favorable su aprovechamiento y disfrute de los ganados que se encerraban a pastar. " ... se acordó unir a la Cerca del Portillo (finca municipal) un terreno de tercera calidad de secano de 50 obras, el cual estaba abierto y sin aprovechamiento". (Pleno 6 de noviembre de 1954)

Pero no todo podía ser campo, las obras y reparaciones se tenían que seguir realizando, el pueblo iba creciendo y mejorando. En materia de obras, (Pleno 17 de Enero de 1850) se pidió al Gobernador permiso para cortar los pinos suficientes para construir por peticiones de vecinos de la villa y Vegas de Matute, dos pontones en Junta Los Ríos, ... Y otro en Cabeza Reina para paso de personas y ganados. Con la subasta de las maderas del monte se recompuso el camino de carretas existente desde la Venta de Gudillos a La Garganta (Pleno 4 de febrero de 1850) y se hizo una nueva entrada de carretera por esta población con dirección de Madrid a Ávila (Pleno 30 de Diciembre de 1854). 
(Pleno 20 de mayo de 1852 y 12 de Julio de 1852) Se decidió recomponer la Venta de Cuclillos " ... con el producto de los pinos tronchados y arrancados por los aires en la Garganta durante el último invierno ... ". 

Una vez atendidas estas urgencias El Espinar seguía luchando por conservar parte de su patrimonio, la Iglesia, con la que se tuvo también especial atención en este periodo. El reloj de la villa se encontraba colocado en la torre de la Iglesia Parroquial, y " ... estando el chapitel de la torre en ruina y al no atreverse nadie a darle cuerda, se acuerda comunicar al Gobernador de Segovia que el tejado de la Iglesia necesita un trastejo, el interior un blanqueo y dos capillas se hallan amenazadas por una notable ruina en sus bóvedas, así como la máquina general del órgano, que apenas el sacristán podía hacerla sonar" , por todo se propuso para hacer frente a este gasto y ayudar a la Junta Eclesiástica la corta y subasta en principio de 1500 pinos, pasando posteriormente a ser 2000 pinos. 

Conservar lo conseguido los llevaba a interesarse de forma continua " ... por revisar las calles para evitar cualquier problema en la circulación de carruajes y amería". (Pleno 7 de Febrero de 1852), requerir a los vecinos para que mantuvieran sus calles limpias, así como las regaderas públicas, aparte de tomar decisiones para " sanear las calles y fuentes para salubridad de sus habitantes" (Pleno 15 de Julio de 1851). Se " ... procedió a la plantación de árboles en el ramal de la Hontanilla para adorno del paseo y disfrute del vecindario" (Pleno 12 de marzo de 1853). 

Respecto al orden público, se ejercía desde el control que existía en la circulación de personas que viajaban sin pasaporte, hasta de las tiendas para que no faltasen los artículos de primera necesidad. En las épocas festivas para controlar cualquier incidente" ... se comisionaron a dos concejales para que con la Guardia Civil patrullaran por la noche". (Pleno 24 de diciembre de 1851). 

El orden estaba ligado a la educación y en esta época la enseñanza conoció (Pleno 6 de junio de 1850) a uno de sus maestros más distinguidos, "... se acordó nombrar como maestro titular de primeras letras para dirigir a la Escuela Titular a Don Bruno Ortega de Teresa.", cuya labor le hizo en un tiempo posterior en la historia, merecedor de un reconocimiento general de su trabajo, poniendo su nombre a una de las calles de este pueblo.

Es cierto que la implicación de los habitantes en su pueblo era total, pero El Espinar también era conocedor de los asuntos que acontecían más allá de sus límites. Con motivo de la construcción de ciertos navíos de la nueva escuadra de su Majestad, "se acuerda con el importe de la subasta de 1000 pinos del pinar de Aguas Vertientes, contribuir a los gastos de construcción y conservación de las fortificaciones de las plazas mercantiles del Reino". (Pleno 26 de Julio de 1850).

plaza el espinar 1850 archivo municipal
Foto Archivo Municipal
Y si participaba en las obras de la nación, también en los cambios políticos del momento. El Espinar, " ... como otros pueblos, ciudades y villas, se pronunció contra las disposiciones del Ministerio que presidía el Conde de San Luís" ... "siguiendo las ... huellas ... de los Generales libertadores de la patria Sres. O’Donnell, Dulce y otros, ... esta villa ... quiere que se ponga término a la opresión ... acordando pronunciarse ... bajo estas palabras: Viva Doña Isabel II, Viva la Constitución, Viva la Libertad de la Patria, Viva la Milicia Nacional, ... cuyas expresiones fueron acogidas por el pacífico vecindario con un entusiasmo grande, cuyo acto tuvo lugar después de la salida de Misa y oficio que se mandó hacer en sufragio por las almas de los que fallecieron en el pronunciamiento de Madrid. Se propuso por algunos vecinos la destitución del actual Ayuntamiento, y nombrar una Junta Provisional de Gobierno que se encargase de todas las atribuciones." (Pleno 22 de Julio de 1854). 

Y mientras todo esto ocurría, como todos los años se hacía la revisión de las cuentas del Ayuntamiento, revisión que contribuyó a la intervención del Gobernador de la Provincia a fin de resolver anomalías en las mismas ... El orden y control del pueblo se llevaba en todos los campos desde la vida social y económica de sus habitantes, hasta el campo de su vida política. 

"Reunidos los Señores del Ayuntamiento, igual número de contribuyentes y también los miembros que compusieron los Ayuntamientos de los años de 1850 al 1854 para tratar de llevar adelante las cuentas formadas por los mismos, rebatiendo muchas cantidades de las presentadas sin firmar por el Alcalde J. R, que fue de los referidos años, acordaron unánimemente que se presentasen a la autoridad superior, para su aprobación, salvo error de alguna cantidad que por equivocación no debiese figurar en el cargo (ingreso) o data (gasto) ... " (Pleno de 6 de Diciembre de 1855). 

Tras pasarse las cuentas a la autoridad superior, nuevamente los miembros que constituyeron el Ayuntamiento en esos cinco años se reunieron, para tratar " ... sobre las cuentas que presentó el Alcalde de turno, al Ayuntamiento, sin firmar y no encontrándolas conformes y en particular en los cargos (ingresos), este Ayuntamiento en unión de todos lo que fueron miembros del mismo en los expresados años, formaron las cuentas de todos los cargos (ingresos) y datas (gastos) y resultando de ellos un saldo de bastante consideración a favor de estos propios, se hace indispensable para dar debido cumplimiento a los oficios del Señor Gobernador, en que me ordena en ellos obre con arreglo a la Ley de 1823, hasta hacer efectiva la cantidad de 65.280 reales de los mil pinos y respecto al resto que resulta adeudando a estos Propios, lo haga con arreglo al artículo 41 de la misma ley, ... y como se haya procedido según el expresado oficio, ordena, la venta de bienes de dicho alcalde para hacer efectiva la cantidad de los 65.280 reales del remate de los mil pinos ... Presentado recurso a la Diputación por esta persona que fue en su día Alcalde ... pidiendo plazo para entregar dicha suma; este Ayuntamiento, accedió en ello, puesto que la autoridad superior se lo mandaba, ... y visto este Ayuntamiento, que el citado Señor, ha faltado a lo que ofreció en dicho recurso, que es afianzar el pago a satisfacer al Ayuntamiento, no puede menos éste, de hacer efectiva dicha cantidad por medio de subastas, o del modo que la autoridad y competentes lo manden y visto que también se ha negado a dar contestación al oficio ... en el que se le daban cuatro días de término para que contestase a dar fianzas suficientes, según había ofrecido, y no lo ha hecho, este Ayuntamiento y los concejales de los años referidos (1850-1854), están dispuestos a hacer efectivas cuantas cantidades resulten ... en las cuentas qué tienen hechas y selladas con el sello del Gobierno de esta Provincia. Aunque están sin firmar las dan la misma 

“…fuerza como si lo estuvieran, por encontrarlas justas ... sin perjuicio de las reclamaciones que una y otra parte puedan hacer en justicia". (Pleno 12 de diciembre de 1855). 

El trabajo, tesón, orden, justicia y control son algunas de las palabras que pueden definir a nuestros antepasados y a nuestra propia historia.

Por Yolanda González Gómez, Jefe del Archivo Municipal de El Espinar. (2004)

________________________________________________________________________

Otras entradas sobre historia de El Espinar